En esta oportunidad te traemos un dulce postre para deleitar tu paladar justo después de un rico almuerzo o una tarde de antojos. Conoce con nosotros el paso a paso de cómo hacer el pastel de galleta de oreo. Una opción de dulce muy ideal incluso para regalar en un cumpleaños y sorprender a todos los invitados.

 

Puede prepararse de distintas maneras, pero generalmente consiste en dejarla reposar en el freezer para que adquiera consistencia. El relleno también se combina fácilmente con una variedad de frutas, siendo las más preferidas, las fresas o cambur. Es tan simple y fácil de hacer que su elaboración no requiere de muchos ingredientes. Y lo mejor es que son de gran  alcance en los supermercados habituales.

 

Por mucho tiempo hemos consumido las galletas oreo para acompañar nuestras tardes con una buena taza de leche. Y hasta prepararle a los niños un suculento batido de leche con galletas oreo. Pero otra forma de aprovechar su uso, por si no lo sabías es en pasteles.

 

Estamos seguros que ningún niño o adulto pueden resistirse a este rico sabor de pastel de galleta oreo. Por ello, aprende a prepararlo para que puedas disponer de él en cualquier momento y sorprender a cualquier invitado. Veras que su elaboración no te tomara mucho tiempo y valdrá la pena la espera.

La idea principal del pastel, es formar una base con las galletas oreo diluidas en mantequilla. Para luego verter la mezcla compuesta por queso crema y leche. Si has tenido la oportunidad de probar un pie de limón o algo parecido, te darás cuenta de que se asemejan un poco en aspecto. A continuación, ten a la mano los siguientes ingredientes básicos.