¿En algún momento te ha apetecido un delicioso platillo libre de carne? Con la siguiente receta de crema de calabaza y zanahoria podrás satisfacer tu deseo. La dificultad de esta crema no es muy elevada y contiene un buen valor nutricional; esta receta de crema de calabaza y zanahoria es ideal cuando se presenta un amigo que ha tomado la decisión de abandonar el consumo de carne y quieres disfrutar de una agradable comida con él.

También es perfecta en el otoño y en el invierno cuando se desea un platillo caliente. Este platillo puede darse de comer a niños que requieren de la presencia de vegetales en su dieta.