Los postres se han convertido en una parte muy comercial de la economía mundial. Ya que, todas las personas disfrutamos de un buen postre y una bebida en compañía. Incluso si se trata de algo muy sencillo como una galleta nos genera placer. En este sentido, los postres cada vez se han ido haciendo más transportables y de gran producción. Por ejemplo, las donas son una forma ideal de postre que se puede encontrar comúnmente.

Aunque, el origen de las donas en la historia no es en concreto conocido. Se sabe que desde hace algún tiempo las personas utilizaban la técnica de freír masa. Bien sea para hacer un pan rápido o alguna receta salada para merienda. Sin embargo, el primer registro de algo parecido a la dona fue en Holanda. Donde sus habitantes freían masa que estaba rellena de frutas o mermeladas.

La razón de estor rellenos, era que no requerían una cocción. Puesto que, por el grosor de la masa el interior no se cocinaba bien del todo. Luego de uno años, fue que se implementó el crear un agujero más pequeño dentro de la masa. El cual, permite que el calor del aceite se distribuya y cocine toda la masa uniformemente. Dicho esto, la dona llego a estados unidos por influencia holandesa, y de allí se expandió al mundo entero.

Es por ello, que decidimos traer una deliciosa receta de donas glaseadas para que puedas intentar. Así, lograras tener una alternativa afamada de postre y sorprender a todos. Además, son ideales para cualquier ocasión y muy prácticas. A continuación, los detalles de la receta de donas glaseadas.