Los garbanzos es una especie de grano y forma parte de aquellos alimentos que combinan con todo. Con los garbanzos se pueden hacer sopas, ensaladas y el famoso “humus” o crema de garbanzo fría, esta es excelente como aderezo o para comer con galletas o tostadas; además de comer frio o caliente.

Por su lado el atún es un pescado que también puede llegar a combinar con todo y se puede comer frio, caliente y hasta crudo en el sushi. En este caso se combinarán ambos ingredientes, garbanzos y atún, para dar como resultado una exquisita además de sencilla ensalada.