La lechuga es un ingrediente que no debería faltar en ninguna nevera. Es práctica y puede servir de acompañante con cualquier cantidad de comidas. Las solemos encontrar mayormente en casi todo tipo de ensaladas, aunque también en diversas variedades de hamburguesas, sándwiches, enrollados, entre otros. Hay variedades de ensaladas y son perfectas para los meses de verano.

Cabe destacar también que existen más de una sola variedad de lechuga; podemos encontrar la Iceberg, Romana, Escarola, Batavia, Lollo Rosso, Canónigo, Hoja de Roble y Trocadero. Esta última es la que utilizaremos en nuestra rápida y sencilla ensalada tibia con nueces.