Normalmente el comer una gran gelatina indica motivos de celebración, sin embargo con el paso del tiempo la imaginación no se ha quedado donde empezó. La gelatina sencilla normalmente es acompañada de leche condensada y algunos otros productos que hacen el consumo del usuario más placentero, sin embargo se dice que los humanos comen por los ojos y es así como se creó este nuevo y delicioso postre.

La receta de gelatina de mosaico es muchísimo más fácil de lo que te puedes llegar a imaginar. El ser humano tiene a ver complicadas aquellas cosas que no están acostumbrado a ver, aunque esto no necesariamente quiera decir que tiene un alto grado de dificultad. ¿Quieres aprender a hacer una deliciosa y bella gelatina de mosaicos? ¡No te puedes perder esta increíble receta!

Otras formas de mosaicos

Hacer otras formas de mosaicos en estas gelatinas es más sencillo de lo que crees. Al tener completamente listos los diversos colores que elegiste, en vez de cortarlos en cuadros por facilidad puedes ayudarte con cortadores de galleta. De tal manera que cualquier molde base que tengas lo podrás incorporar, además esto hará que la gelatina se vea incluso más hermosa y apetecible.

Incluso tienes la oportunidad de no dejar el fondo de la gelatina blanco con todos los mosaicos de colores. Si quieres el fondo de algún color especial evita usarlo en los otros sabores y debes mezclar todo de igual forma pero básicamente agregar algunas gotas de colorante a la mezcla de la gelatina sin sabor. Esto hará que se vea aún mejor.