El chef vasco Karlos Arguiñano, le dio su apellido a este sabrosísimo plato: la merluza en salsa verde Arguiñano; en el que, de nuevo, la merluza es la estrella. Una fusión de colores obnubilan los ojos antes de que el exquisito aroma y mejor sabor, enamoren el paladar. Cargado de hierro, fósforo, potasio y calcio, entre otros excelsos minerales y vitaminas, las gambas, langostinos, los espárragos y el infaltable pez, te abren paso a una fiesta de salud y buen gusto. Sin más preámbulo: