La merluza es un alimento nutritivo adecuado para incorporarlo en la dieta de los pequeños desde su más tierna edad. Una de las maravillas que trae consigo, como hemos tratado en otros artículos, es que una buena manera de que consumamos sin problema vitaminas, minerales y proteínas. Además, por su poco contenido calórico, es una comida saludable, fácil de digerir y práctica de preparar. Frita, rebozada, rellena, empanizada, en salsa, como quieras, aprender a cocinarla te sacará siempre de apuros. Aquí te enseñamos una de las formas más sencillas de hacerlo.