¿A quién no le encanta comer un delicioso desayuno acompañado de una riquísima mermelada? Y mejor aun si  se puede evitar el exceso de azúcar y químicos de las mermeladas procesadas. La mermelada casera es muy sencilla de hacer, tanto que solo necesitas 3 ingredientes para tener el acompañante dulce perfecto de tus mañanas.

La mermelada de fresa es comúnmente la preferida de los usuarios y por consiguiente la más consumida en todo el mundo. Es por eso que la receta a continuación es sobre la deliciosa mermelada de fresa que seguramente te encanta.

¿Cómo conservar la mermelada casera?

El paso fundamental para conservar la mermelada casera es la elección correcta del frasco donde se debe guardar. El frasco debe ser preferiblemente de vidrio y con una buena tapa, que selle completamente.

La prueba perfecta para saber si el frasco es apto para conservar mermeladas es llenarlo de agua y taparlo, posteriormente ponerlo boca abajo sobre un periódico y dejarlo toda la noche. Si el periódico amanece húmedo o mojado el frasco no es apto para la conserva, por el contrario si todo amanece perfecto ¡es el indicado! Recuerda que debes esterilizarlos y secarlos muy bien antes de usarlos.