Este apetitoso pan, que en realidad no se trata de un pan sino de un tipo de ponqué, es preparado con leche, azúcar, harina de trigo, huevo y vainilla. Pero el ingrediente principal de la receta de pan de nata y que por esa misma razón lo lleva en su nombre, es la nata. Esa parte grasosa de la leche, de color amarillento o blanco, la cual se consigue en forma natural, es decir, sin que haya pasado por los procesos modernos de refinación. Es por esto que hoy día resulta algo difícil el encontrar este material en las grandes ciudades. De hecho, la receta de pan de nata es más un platillo casero que uno comercial aunque puede encontrarse en algunas panaderías. En esta receta de pan de nata encontrarás unos sencillos pasos para preparar este exquisito postre que podrás disfrutar en el desayuno o como merienda con un delicioso café.