El pan rústico es uno de los que su preparación es de las más fáciles además de que los ingredientes son de adquisición disponible.

Puedes prepararlo y tenerlo en el refrigerador por un tiempo no mayor de 2 meses, el cual su sabor no llega a modificarse sin embargo también es preferible degustarse cuando esta recién salido del horno untándolo con jaleas de frutas.

El pan rustico tiene su procedencia de Barcelona con distintas variaciones conocidas como el pan rústico original español, el pan rústico de centeno con pipas de calabaza (o semillas que es un término más conocido) y el pan rústico con figat de Menorca.