Así  como su nombre lo indica el pan sin gluten es aquel que se elabora con harina que no posea gluten su composición como el trigo, la avena o el centeno que son ricas en proteínas por ser cereales. Privarnos del gluten bien sea por razones de dieta o medicas, es un lujo que podemos darnos ya que su índice de proteínas es bajo, fácilmente es compensable con otros alimentos.

Su preparación es un poco más rigurosa que las recetas de panes convencionales pero con estos pequeños trucos se pueden realizar de una manera fácil y practica.

Utiliza una cuchara para obtener las medidas exactas de harina para la masa de esta manera no se comprime como se encuentra si lo extraemos directamente del empaque, sucesivamente con una paleta elimina el resto sobrante.

Hazte con unas charolas de metal para obtener un mejor resultado, según dicen los expertos los panes quedaron con mejor textura horneados en bandejas de metal.