Es uno de los platillos más populares de México, se ha vuelto incluso una tendencia culinaria que se degusta tanto en el desayuno como en el almuerzo, siendo vendida por una gran variedad locales y puestos de comida improvisados. Además se le ha adjudicado el poder suavizar los padecimientos de una noche de parranda que terminó en una fuerte resaca al día siguiente. Esta receta de pancita es bastante sencilla de llevar a cabo, y de la cual podrás satisfacer las apetencias corporales que exigen saborear un buen platillo culinario de la gastronomía mexicana. Por otra parte, algunas personas realizan ciertas variaciones a la receta de pancita, agregándole ya sea granos de elote o garbanzos al caldo; el cual puede ser rojo o verde. Pero para esta receta de pancita nos enfocaremos en prepararla con un estilo más básico para evitar las dificultades en la cocina.