Los pasteles salados son una alternativa deliciosa a la hora de comer algo diferente. Estos suelen prepararse con ingredientes muy variados de la gastronomía. Puede ser de papa, plátano o choclo. El choclo no es más que un nombre alternativa que se le atribuye al maíz tierno. Este término, es originario de la cocina chilena, boliviana y peruana. Pero, no se trata de otra cosa que maíz el cereal más producido del mundo.

El maíz, es sin duda el cereal más producido del mundo aun cuando es de crecimiento anual. El mismo, tiene una extensa variedad de usos que se alejan de la imaginación de las personas. Incluso, no solo como alimento, sino también para la industria química en la elaboración de materiales biodegradables. Por esta razón, el maíz se incorpora en casi todas las culturas de la cocina a nivel mundial.

Además, el maíz aporta grandes beneficios para la salud que le dan aún más importancia. Por ejemplo, aporta en gran cantidad vitaminas del grupo B como B1, B3 y B9, siendo estas importantes para el sistema nervioso. También, en su composición contiene gran cantidad de antioxidantes que previenen el envejecimiento. Así como también, minerales como el hierro, calcio, fosforo y zinc, esenciales para una buena nutrición.

En este sentido, el pastel de choclo como se mencionó antes tiene participación en la cocina de países como Bolivia, Chile y Perú. Aunque, por su sencilla preparación y delicioso sabor de ha expandido a varios lugares del mundo. Se trata de un pastel que se compone de una masa de choclo o maíz triturada con leche y relleno de carne molida. La cual, se conoce como pino. A continuación, explicaremos paso a paso sus ingredientes y elaboración.