La manzana es una de las frutas más destacas a nivel mundial por sus extensos beneficios. Además, se remonta desde hace siglos haciendo referencia de ella hasta en la biblia. Esta fruta es realmente deliciosa y del gusto de la mayoría de las personas. También, gracias a su contenido de fibra puede combatir la diarrea y el estreñimiento. Del mismo modo, es gran colaboradora del control de azúcar en sangre, ideal para diabéticos.

Por otro lado, la manzana también tiene la capacidad de prevenir enfermedades cardiacas. Esto gracias a su contenido de quercitina. El sabor dulce natural de la manzana la convierte en si misma en un postre o merienda ideal. Pero, también ha sido ingrediente principal de muchas preparaciones de postres desde hace mucho tiempo. Siendo una de estas el pastel de manzana, siempre una opción deliciosa.

El pastel de manzana no tiene un origen especifico dada la antigüedad de esta fruta. Sin embargo, los primeros registros de una receta de pastel de manzana datan del año 1390. Esta receta estaba contenida en un libro de cocina inglesa. Algo lógico, ya que en este país era común hacer tartas con diferentes rellenos y la manzana era muy cultivada. Por ello, se atribuye un origen inglés a esta preparación.

El pastel de manzana no es más que un pastel que integra manzana en su preparación. El mismo, tiene muchas formas de elaborarse siendo la manzana el ingrediente principal. Sin duda, es un postre que ha recorrido el mundo por su fácil preparación y excelente sabor. A continuación una receta de pastel de manzana.