Los pasteles salados han venido tomando un lugar importante en las comidas a nivel mundial. Anteriormente, el termino pastel solo hacía referencia a un dulce, pero este concepto ha cambiado. Son este tipo de pasteles la opción favorita a la hora de hacer grandes celebraciones. O en cualquier caso para degustar de una variante de la comida tradicional. Por ello, existen diversos tipos con variados ingredientes como el plátano.

El plátano es una fruta muy parecida a la banana pero con diferente sabor y consistencia. Se podría decir que es un poco más duro y robusto y con un sabor más fuerte. Además, tiene distintas preparaciones dulces y saladas. Por ejemplo, el plátano frito en sí mismo es un postre, pero si se trata de plátano verde frito ya es una comida salada. En tal sentido, el plátano es un alimento común en los países de habla hispana.

Además, el plátano ofrece muchos beneficios para la salud tanto física como mental que no podrás creer. Por ejemplo, es efectivo para el manejo de la depresión de las personas. También, es una gran fuente de potasio mineral importante para el funcionamiento del cuerpo. Por otro lado, también gracias al potasio pero el bajo contenido de sal colabora con los cuadros de hipertensión arterial.

Ahora bien, en esta oportunidad hablaremos de una receta de pastel de plátano deliciosa. La cual, es bastante sencilla de preparar y con unos sabores contrastantes increíbles. Esto debido, al sabor dulce natural que aporta el plátano en contraste con el salado sabor de la carne molida. Algo que sin duda despierta nuestros sentidos y nos hace disfrutar al máximo. A continuación, hablaremos de la receta de pastel de plátano.