La pechuga es probablemente una de las partes del pollo más aprovechables tanto a nivel nutritivo como culinario. Ya que puede adaptarse fácilmente a cualquier preparación y sin mayor complicación. Hoy por ejemplo, podrás aprender cómo hacer una casera receta de pechuga de pollo rellena. Con una cantidad de albahaca y cocinadas al horno. Te sorprenderás de lo jugosas y ricas que quedan.

Sin llevar mucho tiempo, esta receta consiste en rellenar con queso las pechugas empanizadas. Para lograr un efecto de textura crujiente por fuera y jugosa por dentro al ser cocinadas lentamente en el horno. Añadiendo un aderezo a base de tomate y albahaca por encima para darle un sabor más fresco y sabroso.

La pechuga de pollo es un alimento sumamente nutritivo y saludable, por ser la parte del pollo con menos grasa y por ende menos aporte calórico. Es por excelencia la elegida en menús de dietas saludables. Sobre todo para aquellas personas que desean comer más sano y andan en la búsqueda especifica de la pérdida de peso de forma saludable.

Esta, aporta una buena cantidad de proteínas necesarias para mantener en forma los tejidos musculares del cuerpo. Ayudándolos a crecer y permanecer fuertes durante un entrenamiento físico o actividades rutinarias. Además, es una buena fuente de nutrientes, vitaminas y minerales igualmente necesarios para mantener el resto del organismo inmune y revitalizado ante enfermedades.

Aunque el aprovechamiento de las propiedades y beneficios de este alimento también depende mucho del tipo de receta de pechuga de pollo. Existen distintas formas de prepararla y de sus acompañamientos. Como asada o a la plancha, sin piel y con poco aceite. Suele acompañarse de una ensalada o papas al horno.

Sin embargo, en la siguiente receta de pechuga de pollo te enseñaremos hacerla de una manera no muy saludable por ser frita. Pero si lo deseas puedes saltarte este paso e igualmente quedan muy ricas. Echa un vistazo y anímate a preparar esta deliciosa receta para compartir con todos tus familiares y amigos.