Puede que la receta de pollo al horno sea de todas, las más rápidas y fácil de hacer. Puesto que solo requiere de meter el pollo entero al horno para su completa cocción y listo. Claro está que no podemos olvidarnos de los condimentos para añadirle sabor. De hecho aquí te describiremos paso a paso la forma más sencilla y clásica de prepararlo.

Lo más ideal es crear una cama a base de vegetales frescos sobre una bandeja, donde colocaremos el pollo sazonado de especies. De esta manera podrá absorber todos los aromas y sabores mientras se cocina lentamente.

Esta forma de preparar el pollo es incluso mucho más sana, al igual que el pollo a la plancha. Siendo la primera opción de muchas personas que mantienen un régimen alimenticio para bajar de peso. Debido a que no requiere de gran cantidad de aceite para que se cocine y se dore por fuera. Para una opción mucho más saludable lo más recomendable es lavarlo muy bien y limpiarlo quitándole toda su piel y grasa.

Aunque si lo prefieres puedes dejarle la piel, ya que en esta es donde se suelen concentrar la mayor cantidad de sabores. Aparte de adquirir ese color dorado y textura tostada que lo hacen más rico.

El pollo al horno suele acompañarse de una guarnición abundante de ensalada, una porción de arroz o papas al horno. Si eres de los que les gusta acompañar sus comidas con una buena copa de vino. La receta de pollo al horno puede combinarse muy bien con un vino blanco seco elegante.