La carne de pollo es estupenda para cualquiera de nuestras preparaciones. Y la receta de pollo asado es una excelente forma de aprovecharla, de una manera clásica y saludable.

La verdad es que saber prepara un pollo asado siempre será una buena carta de presentación. Y ya que es una receta fácil y rápida de preparar, no tienes excusas para por lo menos no intentar aprenderla. Además, como sabemos que todo en la cocina tiene su secreto, aquí te facilitamos esos detallitos que no se te pueden pasar por alto.

Por años el pollo asado ha sido la forma típica de cocinar esta carne blanca. Ya sea exponiendo la carne directamente al fuego en asadores rotatorios. O cocinándola de una forma un poco más modesta, que es asando el pollo en un horno típico de casa y sobre una bandeja cualquiera. De cualquier forma, la esencia de la receta de pollo asado es cocinar la carne en su propia grasa y jugo.

Lo mejor de este tipo de preparación, es que puedes personalizarla con los condimentos que se te antojen. Y ya verás que para esta receta de pollo asado, hemos escogido el limón y el ajo como los ingredientes que aportarán el sabor distinguido.

Si bien, esta es una preparación que podemos llamar clásica, hay quienes deciden profundizar un poco más y rellenar el pollo. También existen preparaciones que van acompañadas de yogurt, curry, mantequilla con hierbas, y otras esencias.

Y sin duda, una de las ventajas de esta receta de pollo asado es que puedes acompañarla casi con cualquier cosa. Ya sea con una cerveza bien fría al mejor estilo alemán, o una yuca sancochada y bastante guasacaca como todo un venezolano.