La siguiente receta de pollo en salsa es muy parecida al pollo guisado. Ya que su preparación también consiste en dejar cocinar el pollo a fuego lento mientras se consume en el jugo. A diferencia del pollo guisado, aquí la variedad se le da en los ingredientes que componen la salsa. Mientras que en el pollo guisado siempre se acostumbra a preparar con salsa de tomate y se varían los vegetales extras.

Este plato es muy conocido en todo el mundo. Y la variedad de las salsas viene dada por los diferentes gustos, culturas e ingredientes de cada país. Por ejemplo, en la cocina mediterránea se acostumbra a preparar esta salsa con aceitunas negras, jugo de limón, queso de cabra o yogurt.

Pero la salsa más común es a base de vino blanco y maicena. Aunque también existen otras variedades, como la salsa de ajo, las salsas agridulces, salsa de almendras, salsa de pesto o verde, entre muchas otras. Todo consiste en dejarte llevar por tus propios gustos. Y aportar un poquito de  imaginación para combinar los ingredientes que más te gusten para lograr su elaboración.

Para esta receta de pollo en salsa queremos que elabores una salsa especial de champiñones. Quizás pienses que es un plato muy tedioso y muy elaborado. Pero te darás cuenta a lo largo de la preparación que es de lo más sencillo y rápido de hacer. Puedes acompañarlo fácilmente con una ración de papas al horno y una guarnición de ensalada. Y porque no, acompaña con un buen vino tinto para sea aun más especial.

Así que ponte el delantal y alista los utensilios. Estamos seguros de que con esta receta casera impresionaras a todos tus comensales.