La papa es un tubérculo que nunca falta en ninguna cocina, su sabor y versatilidad la hacen una de las reinas indiscutibles de cualquier lugar. Puedes incluirla en cualquier receta y va a cuadrar perfectamente con ella, puedes comértela sola y siempre te va a llenar y a quitar el hambre.

Su historia es bien interesante, desde el año 8.000 a.C fue la fuente de alimento de todas las civilizaciones antiguas de antes de la llegada de Colon. Este tubérculo fue la solución de muchas hambrunas y salvo a miles de personas de morir de hambre.

Son muchos los países que la han puesto como una fuente de alimento principal (sobre todo en América Latina). Hay centenares de platos con ella, pero uno de los más populares y deliciosos es el puré de papa.

Consiste en tomar la pulpa de la papa hervida y cocinarla con diversos ingredientes, muchos lácteos. Este es uno de los mejores contornos que puede haber, es sabrosísimo, muy nutritivo y llenador.

Les vamos a dar una receta de puré de papa muy especial, que quedará súper cremoso y delicioso.

Vas a necesitar

Necesitaras de un aparato especial para aplastar bien las papas y que te queden totalmente tersas. Para esta tarea un pasapuré es ideal, es un artefacto similar a un bol metálico grande y ancho por dentro. En el fondo tiene unos huequitos y a sus alrededores tiene unas aspas; con una palanca mueles toda la papa hasta que quedan 100% tersas y suaves. No es totalmente necesario, pero usándolo te quedará mucho mejor.

Con esta receta tendrás una espectacular versión del puré de papa, muy cremosa y tersa. Prepáralo y disfrútala junto a tu familia.