Si quieres hacer un plato de comida diferente puedes hacer esta receta, ya que les gusta a los niños y a los adultos por su peculiar sabor. Puedes acompañarlo con un vino blanco, con una sidra o con una cerveza fría, y para los niños un zumo de frutas. Sin más preámbulo, vayamos con la receta.