El risotto no necesariamente tiene que ser de arroz, como podemos observar también puede ser de trigo, lo que resulta un plato lleno de vitaminas y pocas calorías. Puede servir perfectamente como un plato principal o como un acompañante para las carnes y pescados, si lo deseas puedes incluso agregar ensaladas con lechuga. Esta receta es muy fácil de realizar y los resultados son increíbles, es por esto que aquí te de daremos los pasos para hacerla.