Cuando de comida y gastronomía se trata hay que admitir que los mexicanos se esmeran en preparar comidas que hacen que tanto su a gente como al resto del mundo se le hagan la boca agua y se digan “yo quisiera probar esto”, “Que rico se ve” o “Lo tengo que preparar en mi casa”.

La comida salada es realmente suculenta, pero los postres que ellos hacen a decir verdad no se quedan atrás, son igual de sabrosos. El rompope es uno de ellos, es una especie de natilla con un toque de ron que se suele comer mucho por allá en las tierras de los tacos y las enchiladas.

Esta receta es verdaderamente antigua, su preparación data del año 1600 aproximadamente. Se empezó a hacer en el estado de Puebla y desde entonces nunca se ha dejado de preparar este platillo que tanto adora el mexicano.

A continuación les vamos a decir cómo hacer fácil y rápido una receta autóctona de México, el rompope.

Prueba este delicioso postre mexicano y te sorprenderás de lo rico y cremoso que es.