Todos están obsesionados con las galletas Oreo y es que al parecer tienen un factor adictivo que te hace querer más apenas te comes una. A pesar de tener una variedad infinita de sabores, la preferida es la de chocolate. Para saber su origen es necesario que nos transportemos unos años atrás.
Justamente en 1890, un grupo de panaderías en los Estados Unidos se unieron para crear una de las compañías más famosas, la compañía de galletas de Nueva York que tenía una fábrica de 6 pisos. Después de unos años de competencia con la compañía American Biscuit and Manufacturing, decidieron fusionarse y se convirtió en lo que actualmente es Nabisco. Luego de su creación llegaron con ideas increíbles y entre ellas, las galletas Oreo. Aparte, vendían de muchas maneras diferentes a las actuales.
Esta rica receta de tarta de oreo es ideal para un pequeño dulce en casa rápido y fácil.