La tarta de queso es ideal cuando deseas comer un dulce y delicioso postre, pero no quieres pasar más de una hora cocinando. En el momento en que esté terminando la cena puedes sorprender a tus comensales dándoles de comer una tarta de queso hecha en casa.

La tarta de queso está abierta a un mundo de posibilidades para ser acompañada, a ella pueden añadirse frutas como lo es el mango, el arándano y la fresa, entre otras, también puede contener leche condensada o chocolate creando un exquisito sabor único con él, los límites para lo que puede acompañar este postre están en la imaginación del que lo cocina