Este tipo de sopa, es decir, la sopa de ajo es una receta típica castellana y leonesa que está compuesta principalmente con agua o caldo y pan que duro. El origen de esta receta es muy humilde como normalmente son los platos que poseen alguna popularización.

Sin embargo, sus ingredientes pues sufrir algunos cambios dependiendo de la situación económica de la familia. También, puede verse afectada por los gustos preferenciales que pueda tener el cocinero, de hecho, es normal que se le agreguen otros ingredientes. Por lo tanto, puede adaptarlo a tu preferencia, gustos y sabores.

Este plato se asocia con las fechas en el que se celebra la semana santa. Por otra parte, cuando hablamos de la sopa de ajo, muchos suelen imaginar lo horrible que puede ser. Sin embargo, si aun no la has probado, te aseguramos que al hacerlo querrás volver a hacerlo. Incluso, estarás arrepentido por habértela perdido durante tanto tiempo.

La sopa de ajo es esencial para calentar el cuerpo en esos días en que las temperaturas están demasiado frías.  Así que debes prepararla y vivir la experiencia por ti mismo, te recomendamos que lo hagas y veas lo deliciosa que puede llegar a ser esta receta con ajos.